sábado, 8 de marzo de 2014

IMAGEN OFFLINE Y ONLINE DE UN POLITICO.

Todos los políticos quieren ganar presencia en internet, quieren que al escribir su nombre en google  encuentren un yacimiento de buenas recomendaciones hechas de otras personas, lastimosamente ese logro es complementario a una vida offline. Primero lo primero, hay que construir tu imagen de relaciones personales, tu ética de trabajo, tu perfil profesional, tu personalidad y hasta tu lista de soluciones a los problemas propios y luego llevarlo la vida online.

Vaya es una ardua tarea, pero si no tienes un buena carta de presentación y tu vida social no es buena, es muy probable que fracases en las redes.

Rosser Reeves entiende a la imagen pública como “un recurso, un instrumento, una  herramienta, un proceso y un método para acceder al poder; para competir por él; para  ejercerlo y para conservarlo. Como recurso […] la imagen política debe ser utilizada de manera estratégica, oportuna y eficiente” (1997:102).Tomado de Sofía Silvera


La imagen política es la mejor herramienta del posicionamiento, nadie puede aventurarse en Internet con un historial negativo, sería carnada para miles de personas que tienen la capacidad y el derecho de cuestionar.
Está claro que Rosser Reeyes menciono esto sin saber la futura importancia de la redes sociales, pero fue después esta evolución de la web 2.0 que se dividió la imagen de un político [sin alterar este concepto de imagen] en dos espacios: offline, en la que intervienen las relaciones sociales directas y la audiencia, se limita al número de conocidos de personas [también está la presencia en los medios de comunicación de una vía]; y online, en la cual no existe interacción directa, pero la audiencia es amplia y con mayor participación.

¿Serán dos mundos diferentes?

Enterémonos de una vez: ¡Ya no existe separación entre lo online y lo offline! La tecnología permite trasladarse de un lado al otro de la “línea” al instante, sin casi darnos cuenta, e incluso estar experimentando lo virtual y lo real de forma… Asier Albistur

El medio offline y online son uno solo, están compenetrados intensamente, mejorar el posicionamiento de uno hará que automáticamente mejore el posicionamiento del otro. El desprestigio también tendrá el mismo comportamiento.

La mejor estrategia es dual.

La mejor estrategia es realizar una integración  desde el principio, cuidando la información que se comparte, las opiniones, actos etc. Todo cuenta y todo argumento disponible será un arma para que los ciudadanos cuestionen. La construcción de la imagen política debe ser una estrategia que incluya una posición política desde el principio, los cambios en el discurso no pueden modificar agresivamente.

¿Qué aplicar a nuestra imagen política?


Todo lo que busques es relativo, depende del estudio en el lugar donde vayas a actuar, tu o tu grupo de apoyo debe hacer un análisis de cómo los ciudadanos actúan en las elecciones, que ideologías políticas tiene, cuáles son sus necesidades, en fin, debes ser la imagen de ellos bajo la consigna de trabajar para ellos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada